ZZ…“un anticatalogo de ideas en torno al arte NO convencional… Porque un poco de locura no hace nunca daño”…ZZ

20.1.09

CALDO CONCENTRADO

CALDO CONCENTRADO
Felipe Ehrenberg
La ciudad de México es como un caldo demasiado concentrado al que hay que echarle agua para poderse tomar. México se concentra de tal manera que pierde de vista lo que nutre a la urbe, que es el resto del país. Se vuelve endogámico en sus relaciones, hablo de la plástica que entra directamente a figurar dentro del consumo conspicuo del neoliberalismo, de los nuevos ricos, un sector que no tiene mucha casta. Nunca pensé que añoraría el dinero viejo de México, porque a final de cuentas eran una bola de reaccionarios, pero tenían sentido de historia, de casta, en el mejor sentido de la palabra.
Mi obra nunca fue polémica, yo sí, pero no fui un enfant terrible. Nunca tuve ese impulso de retar a la burguesía

¿eN el suR, o DEL Sur?.

Revisando lo revisado
Por Felipe Ehrenberg*

Me encantaría hablar de mis aventuras editoriales, en especial de la que resultó del taller literario que nació en el barrio bravo de Tepito y que animó por más de una década Lourdes Hernández. En 1991 Lourdes convocó a un grupo de amigos dispares para reunirnos martes a martes, comer, leer, discutir y escribir. Nos dedicamos a la literatura negra. Eventualmente los comensales del crimen decidimos sacar nuestra propia revista, la cual bautizamos como Biombo Negro.1 Totalmente ilustrada por nosotros, era retro absolutamente. Biombo Negro se convirtió más tarde en una editorial donde publiqué un libro mío, El arte de vivir del arte, que ya va en la cuarta edición. Los comensales del crimen, por su parte, siguen reuniéndose en México.
Hoy me limitaré a ofrecer un breve recuento de una editorial muy anterior que nació en Inglaterra y se llamó Beau Geste Press/Libro Acción Libre. La importancia de aquel impulso fueron sus secuelas: Beau Geste resultó ser un paso determinante en una odisea mayor que tuvo consecuencias difíciles de medir pero tangibles. Su gestación se dio al calor del movimiento estudiantil que sacudió a México en vísperas de los Juegos Olímpicos de 1968; nació y dio frutos en el Reino Unido del 1970 a 1974, cuando finalmente me fue posible regresar a México; alcanzó su plenitud entre 1979 y 1985; se marchitó después de los terribles sismos que cambiaron nuestra historia, aunque dejó su semilla.
Beau Geste es reconocida en el mundo como una de las pioneras del libro objeto para coleccionistas. ¿Qué mejor oportunidad que ésta para hablar de una experiencia tan poco conocida en Brasil?2 A finales de 1968, en vísperas de los Juegos Olímpicos, el gobierno del PRI perpetró lo que hoy recordamos como la Masacre de Tlatelolco. Casi 10 mil mexicanos huyeron del país, entre ellos Martha y yo con nuestros dos hijos pequeños. Llegamos a Inglaterra en circunstancias totalmente ajenas a nuestra voluntad: no éramos becarios ni artistas en busca de reconocimiento ni mucho menos turistas adinerados. Nos sacudían las noticias de amigos satanizados y vejados, encarcelados, torturados o expulsados del país. Cultivamos nuestra mexicanidad y por extensión nuestra latinoamericanidad. A la vez hicimos amistades significativas y perdurables. Nuestras vivencias como exiliados se reflejaron en la relación personal con nuestros hijos y con los ingleses, empezando por los colegas y luego, por extensión, con los artistas de todo el mundo que tiempo después habrían de colaborar en la Beau Geste.
Mientras le dedicaba tiempo a una asociación formada en Europa para exigir la libertad de los presos políticos en México, Martha y yo buscábamos cómo sobrevivir en Londres. Mi obra entonces se bifurcó. Producía objetos artísticos pero empecé a conocer creadores con quienes me identificaba mejor, como Gustav Metzger y algunos de los participantes originales del simposio Destruction in Art. Sus reuniones para un segundo encuentro me permitieron realizar otra de mis performances: declararme obra de arte frente a la Galería Tate. Ahí conocí al enmarcador Sigi Krauss y a Richard Kriesche, austriaco becado en Inglaterra. Cuando estalló la gran huelga de los recolectores de basura londinenses, Richard y yo nos lanzamos en una apasionada investigación de la basura, que nos sirvió para crear metáforas, analogías y solipsismos en torno del arte, la estética y su impacto en la sociedad.3 Éstas aparecieron reunidas en una muestra llamada El pollo del séptimo día (The 7th-day Chicken) que presentamos en la galería de Sigi Krauss, por Covent Garden (1970).4
Entre los asistentes a la exposición se encontraba David Mayor, quien organizaba una muestra de gabinete para la Universidad de Éxeter, donde estudiaba. Era asistente del profesor Mike Weaver, empeñado en reunir obras de ciertos artistas iconoclastas, casi desconocidos, agrupados bajo la denominación de Fluxus. De este encuentro tuvimos Martha y yo la idea de mudarnos a Devon. Ahí fundé Beau Geste como una editora colectiva y con esto el proyecto de David creció para transformarse en una espléndida exposición itinerante. FLUXshoe viajó por el Reino Unido durante todo un año. Beau Geste desaparecería unos años después habiendo publicado casi 150 títulos. Su impulso dio lugar a algo mucho mayor ya en México.5
En 1969, a la vuelta del sótano donde vivíamos en Londres, una tienda de segunda mano ofrecía un mimeógrafo Gestetner, en 50 libras, una ganga. No teníamos un centavo pero lo compramos por estar prohibido en México, pues podía servir para obra gráfica. Pronto quise cantar y bailar con mi mimeógrafo, por lo que lo puse a trabajar para y con mis amigos. Por eso lo bauticé como Beau Geste (gesto noble en francés).
Además de mi obra gráfica personal, Beau Geste me permitió sacar mi primera revista, DT-Documento Trimestral (o si se quiere, Delirium Tremens). Me di a la tarea de recoger los apuntes y las notas de campo de los amigos mexicanos de paso por Londres. Saqué sólo un número.
Entre los primeros en aprovecharse de mi Beau Geste estaba Michael Gibbs, a quien conocimos gracias a David Mayor en la galería de Sigi Krauss.6 A través de Sigi conocí a Philippe Mora, quien después nos regalaría nuestro segundo mimeógrafo y nos presentaría a Richard Neville7 y por Richard conocería a Robert Hughes.
Entre 1971 y 1972 percibimos Martha y yo que nuestros hijos sufrían a causa del racismo de los niños ingleses. Lo sensato era mudarnos a Devon; nos acompañarían Chris Welch y Madeleine Gallard. Ahí, en Clyst Hydon, nos acomodamos en una antiquísima y desvencijada casona de muy baja renta, Langford Court. Sus generosos espacios nos permitieron ir cumpliendo todos los sueños posibles, empezando por la creación de un colectivo de amistades afines.8 La casona se convertiría en un imán y atraería los artistas más eclécticos. David Mayor se nos unió casi de inmediato.

Había que ayudarle con la FLUXshoe y Martha fue la museógrafa que le dio portabilidad total al proyecto. Nuestra primera producción editorial fue el catálogo (con introducción de Kyosan Bajin), impreso en Cullompton por Terry Wright. Terry y su mujer se sumarían a Beau Geste y durante un año entero FLUXshoe generaría más y más tareas editoriales. Periódicamente lanzamos un nuevo catálogo y empezamos a darnos a conocer.
Desde Ámsterdam me escribió mi amigo Ulises Carrión. Diseñamos juntos su muy primer libro como poeta mexicano que prescindió del español para expresarse: Arguments ya es legendario. Su amiga Tanya Erlij financió la mitad de la publicación, 26 libras esterlinas. Entonces decidí sacar 30 ejemplares caros, buen papel, pasta rígida, firmados y numerados, para ofrecerlos a clientes especiales. Se imprimieron 400 ejemplares más en versión económica. Con la venta de diez ejemplares de lujo cubrimos la producción; con diez más, la edición. La venta de cien de los ejemplares baratos dieron para producir otro catálogo; parte de la ganancia se dividió y reinvirtió. Con un par de excepciones, Beau Geste nunca publicó sin la colaboración activa de los artistas quienes viajaban hasta Devon para platicarnos de su proyecto. Si congeniábamos se cerraba el pacto: el artista cubría los gastos de los materiales y su sustento. Se albergaba en nuestra casona sin costo, participando en el diseño, la impresión, el compaginado, el empastado y la distribución de su edición.
Enfatizo lo sorprendente: Beau Geste era una editora eminentemente mimeográfica. Nuestras ediciones eran limitadas, sí, pero fueron muchas. Nuestra vértebra fue la revista Schmuck (Schmuck Alemania, Schmuck Francia, Islandia, Hungría, Schmuck Latinoamérica no llegó a ser impresa). Sus contenidos se dieron a conocer masivamente en México bajo el título de Testimonios de Latinoamérica y posteriormente se convirtieron en la muestra América en la mira.9
En 1973 nos visitaron los chilenos Cecilia Vicuña y Claudio Bertoni, cada cual con su proyecto. Claudio terminó primero su libro El cansador intrabajable. Justo antes de compaginar el de Cecilia, Sabor a mí, Pinochet tomó La Moneda y Salvador Allende se dio un tiro. Sabor a mí se convertirá en el primer aullido de dolor de aquel país y es citado por todos los medios en Inglaterra.10
Hubo quien nos equiparara a la Kelmscott Press de William Morris. En la práctica, mi principal referencia fue —sigue siendo— la poderosa tradición artesanal de mi país, cuya milagrosa producción se da con los recursos más limitados. El lujo de nuestros libros objeto estriba no en el material sino en su factura:11 para Sabor a mí reciclamos sacos de comida para cerdos.
Editar es una historia construida con base en muchas más historias de amistad perdurable: Carolee Schneemann (a quien conocí años atrás en Nueva York gracias a Margaret Randall) hizo su primer libro con nosotros, Parts of a Body House. Gracias a FLUXShoe, conocimos a Dick Higgins y muchos FLUXeros más, como Takako Saito, que se enamoró de David y también se vino a vivir a Devon. A través de Ulises conocimos a Sigurdur Gudmundsson, Hreinn Fridfinnsson, Douwe Jan Bakker y Kristján Gudmundsson, islandeses que vivían en Holanda. Martha se enamoró de mi alumno Jan y se fueron a vivir juntos. Matthías conoció a Katrin, con quien se casó tres lustros después. Conocimos al compositor Michael Nyman y juntos publicamos su primer libro y a Opal L. Nations, cuyo mimeo libro empastado en madera fue premiado12), y a Colin Naylor y a Clive Phillpot y a Nick Serrota.


Cabe mencionar que Ulises Carrión sigue creciendo en Ámsterdam,13 para tejer con sus obras y pensamientos la trama de una de las teorías estéticas más profundas, encantadoras y atinadas, propuesta por un latinoamericano en lo que va del siglo.
Se hizo hora, a principios de 1974, de volver a México. Aunque vendimos todo el equipo de imprenta de Beau Geste, nuestra labor editorial continuó: David, Takako y los demás se encargaron de distribuir las producciones de Beau Geste desde Éxeter, mientras yo me establecí en Xico, en el estado de Veracruz. Ahí, en la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana en Xalapa fundé una editorial, a la vez que Robin Matus y Myra Landau siguieron publicando bajo el rubro de Beau Geste. Pero de la política nadie escapa: no tardé en ser expulsado de la Universidad,14 en principio, por colgar un letrero sobre la puerta de mi salón que rezaba: “El arte es solo una excusa”.15
De Xico viajaba con frecuencia a la capital para vender mi trabajo. Lógicamente, empecé a compartir mis experiencias editoriales. El primer libro objeto publicado en México fue el Libro de las 24 Hrs que hice con alumnos de Ricardo Rocha en la Academia de San Carlos, todos artistas hoy reconocidos. Pero nos salimos del reducido territorio del Arte con A mayúscula. Con varios de ellos fundé entonces los Talleres de Comunicación Haltos2Ornos (H2O).
Durante los años de 1979 y 1980 viajé por Nicaragua tras el derrocamiento de Somoza para impartir talleres de comunicación con el mimeógrafo. Ernesto Cardenal, entonces secretario de cultura del gobierno sandinista, publicó un Manual para editoriales mimeográficas, técnica que se aplicó en todo el minúsculo país.
Por otro lado, Manuel de la Cera invitó a H2O a colaborar en la Dirección de Promoción Cultural de la SEP durante siete años, hasta poco después del sismo de 1985, los 26 instructores de H2O y yo recorrimos el país entero enseñándole a la gente no a usar un mimeógrafo (cualquiera sabía eso) sino a crear sus propias editoriales.
Guardaré el relato de esta historia para nuestro próximo encuentro, el año próximo (¿?). Basta decir hoy que H2O estimuló la fundación de más de 800 editoriales. La vida de la mayoría de éstas puede haber sido breve, lo interesante es que muchas engendraron al menos una más. Para describir el efecto de esta labor cabría legitimar —por qué no— otro de esos anglicismos derivados del latín: empoderamiento: empowerment. ®


* Felipe Ehrenberg, artista:
www.ehrenberg.art.br
Notas
2 Aracy Amaral presentó una pequeña exhibición de libros objeto creados en la editorial por artistas, cuando dirigió la Pinacoteca o Estado de São Paulo (1975–1979).
3 Véase “La Poubelle - It’s a Sort of Disease Part II”, 1971, filme en 16 mm: http://www.tate.org.uk/research/researchservices/archive/audiofilmhighlights/player_ehrenberg.shtm4 De esta acción surgió el Taller Polígono / The Polygonal Workshop al que luego se unió el dramaturgo y fotógrafo Rodolfo Laus Alcaraz. Del 72 al 73 una exposición itinerante de FLUXUS coordinada por David Mayor (Éxeter, Reino Unido) y con la bendición de George Maciunas y Ken Friedman, visitó diversas locaciones bajo el título de FLUXSHOE, abriendo camino para varios artistas ingleses emergentes como Ian Breakwell, Helen Chadwick y COUM Transmissions (después Throbbing Gristle). El sustancioso catálogo con introducción de Kyosan Bajin fue publicado por la BGP/LAL.
4Fundada por Felipe Ehrenberg en 1971, ubicada en un antiguo caserón campestre cerca de Collumpton en Devon, la BGP/LAL pasó a ser una de las pequeñas prensas más influyentes de los setenta. FLUXSHOE fue exhibida nuevamente en una muestra llamada Fluxbritannica en la Tate, en 1994. No hubo catálogo pero sí un extenso volante de donde se tomó la información para el portal de la Tate. www.artcornwall.org/interview_fluxshoe_stuart%20reid_felipe_ehrenberg2.htm
5 II Destruction in Art Symposium 1970, organizado por Gustav Metzger, continuación del primero que fue celebrado en el Africa Centre, Covent Garden, Londres, 9-11 septiembre, 1966.
8 En el México en que crecí aún predominaba el ejido y el tequio: tequio significa trabajar en conjunto por el bien de todos: “A lo largo de su historia, las comunidades indígenas han ejercido numerosas y variadas formas de trabajo comunal, familiar o individual que incluían o no la reciprocidad o la redistribución de la riqueza, y que se realizaban, o aún se realizan, bajo modalidades de cooperación voluntaria u obligada. Muchas de estas estrategias se aplican para garantizar la subsistencia, la seguridad social o la armonía del grupo, para obtener un servicio a cambio de prestación de mano de obra, y para lograr la buena marcha de las relaciones interpersonales...” (Arturo Warman).9 1978, Testimonios de Latinoamérica; muestra interamericana de obra testimonial de la colección del artista. (Véanse nos. 42 y 43 de La Semana de Bellas Artes, INBA; tiraje promocional de 260,000 ejemplares), Museo Carrillo Gil-INBA, México, D.F. Testimonios se convertiría en la exhibición América en la Mira, muestra itinerante de gráfica experimental internacional que organizó el Grupo Proceso Pentágono y el recién fundado Frente Mexicano de Grupos Trabajadores de la Cultura. Se presentó en el Museo de Arte Contemporáneo de Morelia, Galería Universitaria de la Universidad Autónoma de Puebla, Escuela de Diseño y Artesanía (EDA-INBA): México, D.F.; Galería de la Universidad Autónoma del Estado de México, Toluca, y en las tres unidades de la Universidad Autónoma Metropolitana. 10 “The first howl of pain to emerge from the rubble of Chile’s conscience, just two months after the coup”, escribió F.E., Cecilia Vicuña, Saborami, Devon, Beau Geste Press, 1973, edición de 350 ejemplares: http://www.library.yale.edu/aob/Exhibition/vicuna.htm
11 Será por edad o por coincidencia, pero soy un artista puente en México. Desde que lo recuerdo mi trabajo y comportamiento se ciñen no al arte sino a la historia de mi país. Reflejo a la vez de los agravios que guardan los herederos de los desposeídos y las culpas heredadas de los invasores. Incorporación del espíritu creativo que surge, de manera inevitable, cuando la pugna deriva en cópula (¿síndrome de Estocolmo ante verbum?), la casa materna, una churrigueresca combinación de artesanías y libros en tres idiomas. Mis referencias formativas fueron claras: la variada riqueza artística del México profundo, sus estéticas, obligadas a rivalizar con el imaginario europeo, fueron relegadas al territorio de las artesanías y los souvenirs. No siendo producto de una escuela de arte, me regí por una única guía, la desobediencia como método de trabajo. No fue sino hasta que fundamos Beau Geste Press que descubrí la verdadera línea entre el arte y la artesanía: los conceptos. (Al respecto véase México profundo: una civilización negada, Guillermo Bonfil Batalla, México: Grijalbo, 1990.) 12 Opal L. Nations, interpretado por Felipe Ehrenberg, The Man Who Entered Pictures, libro objeto, portada de madera, treinta copias firmadas por Nations y Ehrenberg, junio-julio de 1972.13 Publica unos cuantos libros más con BGP/LAL, luego adquiere su propio mimeógrafo, se vuelve editor de sus propias obras y, muerto de hambre, se la pasa abriendo y cerrando centros (In-Out Centre), galerías y librerías (Other books and so, Amsterdam).14 En realidad, es expulsado por participar en el movimiento sindicalista universitario. El rector entonces era Roberto Bravo Garzón, destacado miembro del PRI estatal.15 Consúltese Martha Gever, “Art is Just an Excuse”, Afterimage (Visual Studies Workshop) No. 9, Vol. 10, 9 de abril de 1983, Rochester, Nueva York.

PONDEROSO CARLOMAGNO!!!
Don CarlosDON!!!
Y como ves venir el '09?!!!!
Cargado, no?
Lourdes y yo por lo menos ya más tranquilos: ya nos otorgaron nuestros papeles de Residencia!
Uf! Que descanso!
Respondo tu cuestionario y de paso te mando algo sobre mis librobjetitos mas recientes...
RASGADODEBOCA es demasiado importante para tomarlo a la ligera, mi cuate querido. Respondi el Confesionario a vuelapluma, y eso esta bien porque las respuestas surgieron directamente del manantial de la intuicion. Pero ya le di la limpiada requerida. Hela abajo. Te incluyo ademas 2 fotos, una de mi gato El Chiste, otra del ensayo de ayer para la nueva serie que realiza Beto Brant para TVCultura (Beto al centro, entre tu servidor y la bellisima Marina Previato)
Con mi abrazos querendones
Tu cuate
F


PARA RASGADODEBOCA
CONFESIONARIO DE FELIPE EHRENBERG

Mi nombre completo es Kyosan Bajin, traducción ideográfica exacta de Ehrenberg Felipe.
Nací en un pueblito que dejó de existir hace muchos años llamado Tlacopac.

Signo zodiacal: cáncer con ascendente cáncer (soy un incrédulo que lee el horóscopo todos los días).

Cuando era pequeño acostumbraba tirar con arco y flecha. Y ver cómo trabajan las abejas en el colmenar.

Cuando cumplí los 20 años pensaba en cómo alimentar a Matthías y a Yäel, mis hijos, con el producto de mi faena artística.

Cuando llegué a los 40 me di cuenta que no quería volver a separarme de la mujer amada.
Con mi Lourdes empecé de cero con toda la sensatez que me era posible ejercer.

Mi padre es un recuerdo cada vez más cálido en mi memoria. Es también menos enigmático.

Mi madre es una mujer que me marcó para toda la vida. Esta por completar sus 90 años y me dice que ya “solo espera...”

Venezuela es uno de los países que más cambiaron mi manera de ver la vida. Sus desconciertos me entristecen mucho.

La música/el arte es, por extraño que parezca, un binomio indisoluble en mi vida: hoy sábado se interpreta una de mis partituras visuales en Tokyo mientras sigo elaborando más para que quienes lo deseen, puedan interpretarlas en donde fuera que estén.

Descubrí la música/el arte ¡sin siquiera saber que era descubrible! Viví rodeado de ambas desde que tengo memoria...
Ahora estoy atraído por el concepto del tiempo, no como lo concibe la mente euro-helénica sino como fue concebido por los mexicas, quienes lo llegaron a conocer tan bien que no tuvieron que dominarlo. El tiempo y con eso, claro, los avances de mi edad...

La creatividad es vida, no conozco a ningun ser vivo que no sea creativo. Esto incluye a El Chamusquitas y El Chiste, mis 2 gatos.

El buen gusto es siempre elegante
El mal gusto es de palurdos.

Uno de los dos lados (bueno/malo) siempre pensará que el suyo tiene buen gusto y que el otro está lleno de palurdos...

Oriente es Occidente para venezolanos y mexicanos, ¿o no?

Occidente es Oriente para brasileros y peruanos ¿verdad?
Me gustaría estudiar más sobre la necedad: ¿será que Sor Juana tenía razón al tacharnos "hombre necios"?

Nunca he podido entender a los intolerantes y mucho menos a quienes se niegan a dialogar.

El mayor premio que uno puede recibir es... es... es... caray, ¡no se! Ya iba yo a caer en algún lugar común cuando... La verdad sea dicha, no sé qué podría ser "el mayor" premio si me vida nunca fue una competencia. Podría decir –eso sí- que el “mayor regalo” que he recibido son mis hijos y tooooda su descendencia...
Un espejo es y muchas veces ha sido parte integral de muchisimas de mis obras... su función consiste en repetir los sueños hechos luz...

La mayor locura que he cometido fue cuando era joven y tomé en serio a gente que me explicaba como debería ser el arte. Luego me dí cuenta que la palabra “locura” es usada por quienes no quieren reconocer que los artistas trabajamos con la intuición, el intelecto y el amor (todo menos la locura). Locos son los encorbatados e uniformados que firman declaraciones de guerra para invadir a los vecinos, que queman libros, que censuran películas... (¡y que mandan SPAM!)

Me molesta que me interrumpan cuando cago porque es cuando mejor me concentro en mis lecturas.

En cuanto a música, oigo todo, absolutamente todo... lo que escoja mi Lourdes (que es muuuucho).

Los músicos/artistas que más he admirado en la historia (al menos la que yo conozco) son aquellos que sigo admirando por su honestidad y falta de pretensión, José Guadalupe Posada, Francisco Goitia, Armando Reverón y Francisco Toledo entre ellos ellos...

La ventaja que tenemos en Venezuela todos los latinoamericanos es que está lleeeeena de venezolanos chéveres y bellas venezolanas.

La desventaja que tenemos en Venezuela todos los latinoamericanos es que también está lleeeeeena de venezolan@ impacientes e intolerantes. Como México.
El dinero es necesarisimo para pagar la renta (y para producir algunas de las buenas ocurrencias que luego surgen de la imaginación).
Nunca salgo de mi casa sin llevar mis cigarros para enrollar, mi yesquero y mis llaves y... ¡Ah, si! Y un cuaderno de dibujo y mi cámara digital!!!

Lo primero que hago al levantarme es ganarle al sonido del despertador, hacer mis ejercicios de restiramiento, preparar el café, recoger los diarios y darles de comer a mis gatos.

Lo último que hago en el día es darle un besito a mi Lourdes, que siempre se duerme antes (para no oirme roncar).

Siempre me hubiera gustado vivir en la playa.

Podría vivir el resto de mi vida en la playa.

Los sitios que me han impactado son las playas del Pacífico.

Nunca iría a un lugar donde no fuera bien venido.

Admiro a la gente que es hospitalaria y generosa.

La música que no puedo dejar de escuchar es (en general) la llamada “autótoctona” (blues, huapangos, música celta, maracatú, etc...) y algo de vernacular.

Podría ver mil veces la película Paris, Texas.... ah.... Nastasha...

A Venezuela le sobra entusiasmo y arrojo (a veces, hasta se pasa)

A Venezuela le falta más autoestima... pero creo que eso es algo que nos falta a todos los que estamos construyendo la América latina (con minúsculas la ‘ele”)

Creo en la familia, las amistades y en la buena vecindad.

Me gustaría echar basura en lugares seguros, donde pueda ser reciclada.

Si vuelvo a nacer me gustaría ser menos terco... porque...... la vida es demasiado sabrosa para andar insistiendo en ésto y aquello sin oir otras razones.

La muerte es inevitable, ¡hasta la duda ofende!

Nunca es tarde para retomar antiguos proyectos.

Nunca subestimes a tus enemigos (apuesto a que muchos responderán igual).
Nunca me atrevería a hacerle daño a mis amigos.

Una de las mejores experiencias de mi vida ha sido vivir en Brasil (¡ya me dieron La Residencia!)Una de las peores experiencias de mi vida es tener que tener que lidiar con ciertos funcionarios culturales mexicanos cuyos nombres, por supuesto, todos conocemos... al menos en México.

Me dan miedo esos funcionarios.¡Miedo es poco decir! ¡Pavor!

A veces me gustaría volver atrás para evitar que ocupen esos funcionarios sus puestos...

Pienso que mi misión en la vida, tal vez la única después de haber criado a mis hijos, ha sido desenmascar a esos malos funcionarios que usurpan el control de la cultura en mi México (y ¡vaya que insisto en ésto!)...

Por lo demás, nunca me sentí obligado a “tener una misión”, mucho menos como artista.

Los tres CDs que me llevaría a una isla desierta son todos grabados por mi Lourdes. El primero es la colección de música tropical que me dio cuando recién nos conocimos, el siguiente contiene todas las versiones habidas y por haber de Asa Branca, de Luis Gonzaga, y finalmente, aquel que grabó para Manchuria, mi retro en el MAM, en la que ella reunió la música que he oído durante 50 años mientras trabajo en mi estudio...
Si un día me consigo la lámpara de Aladino y el genio me concediera tres deseos, serían: el primero, una casa cerquita de la playa, segundo, un estudio de no menos de mil metros cuadrados perfectamente equipado (cerca de mi casa en la playa); tercero, boletos gratis para viajar por barco a donde se me de la gana...

Si me defino con una palabra, diría que soy curioso.

NOTICIA IMPORTANTE ATENCIÓN

AQUÍ NO SE ACABA RASGADODEBOCA.
HAY OTRA PÁGINA. SEGUIMOS EN LA PÁGINA SIGUIENTE.
HAZ CLIC ARRIBA y A LA DERECHA EN DONDE DICE ENTRADAS ANTIGUAS.
ZZ…“La dictadura se presenta acorazada porque ha de vencer. La democracia se presenta desnuda porque ha de convencer...Antonio Gala”…ZZ